Ensayo: ¿Ha Terminado Todo?

Ensayos, Fanáticos

«Apenas tres años tenía cuando, en España, se puso a la venta el primer libro de la saga más exitosa de la historia, Harry Potter. Pues, hasta el año 2002, Harry Potter no entró en mi vida, teniendo yo nueve años.

Recuerdo que, una noche, terminé de cenar con mis abuelos, y me tumbé en el sofá del salón a ver qué ponían en la televisión. «¿Una película de brujos?» Preguntó mi abuelo irónicamente. «¡Qué tontería más grande!». Menos mal que se quedó dormido pronto, y así pude quitarle el mando y disfrutar de casi dos horas de magia.

Ahí comenzó todo: empecé a soñar con volar en una escoba por los exteriores de Hogwarts, o asistir a una clase de Pociones del Profesor Snape (por mucho que digan que son odiosas, a mí me parecieron siempre muy interesantes), o cenar en el Gran Comedor con mis compañeros de Gryffindor.

Avanzamos en el tiempo hasta un 16 de Julio de 2011 (no conseguí entradas para el día del estreno). Ahí estaba yo, en la entrada de la Sala 8 del cine. Nervioso, muy nervioso por ver el final de aquella saga que me impactó tanto desde aquella noche en el sofá de casa de mis abuelos.

Cuando terminó la película (después de llorar, llorar y más llorar), me prometí a mí mismo que tenía que leerme los libros. Pues no tardé mucho. Un mes después, en Agosto, empecé. En ese verano me leí los siete libros. Fue muy excitante, pues no podía parar.

Ahora que todo ha terminado, a los fanáticos sólo nos quedan los recuerdos (los libros y la películas también, claro está). Pero, ¿ha terminado todo? Me voy a contradecir, pues pienso que no todo ha terminado. Mientras quede alguien a quien se le iluminen los ojos al escuchar el hechizo Expecto Patronum, o alguien a quien se le ponga la piel de gallina cuando escuche la palabra Horrocrux, permanecerá la ventana de los sueños e ilusiones al mundo de Harry Potter abierta.»

Comentarios

comentarios

Autor MrFranWeasley

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.